La cajeta de los bienintencionados

0
76

Por: Ramón García

. Entre morenos y amorenados

.- Son muchos años de analizar el comportamiento de los políticos, pseudo políticos y de los ciudadanos, la campaña pasada persistió la invitación para que los que tienen derecho a votar dejaran la apatía y se interesaran más en la política, algunas de las razones que argumentamos para hacer esa invitación, es que la apatía hacia la política por parte de los ciudadanos habría permitido que los voraces políticos se enquistaran en el poder, amafiandose y corrompiendo cada vez más al servicio público.

Y si bien logro romperse en un 17% esa apatía hacia el ejercicio del voto, también hay que ver que ese 17% que le dio el gane a él PEJE no fue de votantes realmente convencidos de que López Obrador fuera el mejor candidato, al parecer lo que realmente pensaron era en darle la oportunidad a alguien que ya era suficientemente conocido por sus mas de 18 años de campaña previa y obviamente fue un voto de castigo para los que antes se erigieran como los “3 grandes” PRI-PAN-PRD mismos partidos que el aportaron una gran cantidad de cascajo a MORENA.

De donde si no habría de nutrirse un Partido que solo existía en la mente de la gente y no en las cifras oficiales de miembros de MORENA… fue una guerra psicológica en la que los políticos de siempre tomaron parte, huyendo de los barcos que encallados ya no prometían mas hueso, aliarse al ganador sería mejor que perder todo por alegarse priistas de hueso colorado o ser panista de sangre azul casi apitufados, y no se diga del PRD que de tener una sangre amarilla y en descomposición vio como corrieron sus miembros hepatíticos a recuperar color con los rojos amorenados.

Hoy está de moda ser disléxicos como el peje, mientras mas disléxico, alegar y peleonero mejor, su 4 transformación pasa de ser un estado de cambio a ser el cambio mental para sentirse revolucionarios elevando el poder de un ser totalitario y burlón, con muy poco respeto por quienes no piensan como pejezombies.

Reconozco que entre todo este movimiento hay gente bien intencionada, pero a la vez pecan de ingenuos, no sé si para ellos es su momento o es el momento del país, hay gente que quiere realmente creer que hay algo bueno en todo esto, aunque defiendan lo indefendible, es claro precisar que, yo no veo ningún héroe que pueda cambiar ni en 6 o 12 años a un pueblo educado para ser jodido y corrupto, a un pueblo sometido por el empresariado voraz que no respeta mi la ley ni a los trabajadores donde el gobierno es cómplice del esclavismo.

No veo ese héroe por ningún lado, solo veo muchos ciudadanos entusiasmados, con esperanza, veo que puede llegar una gran decepción que en vez de subir los bonos del país nos dará un gran golpe, y no quiero pecar de pesimista, pero ya lo hemos visto quienes no somos nuevos o ingenuos en esto de la política… dulces sueños!!

Hasta la próxima, manque usted… no lo quiera!!

Saludos, quejas y mentadas a: saboravallarta@hotmail.com