Crónicas malditas de la política

0
135

Por: Ramón García

. Juramentos, Mentiras, Bruno Blancas, y las fiestas del Ayuntamiento de Puerto Vallarta

.- Era de esperarse que tanta verborrea política en las campañas del 2018 terminaran siendo bonitos poemas de enamoramiento de las masas, quienes gustosas adoptaron a quien acusando al presidente ilegitimo impusieron a otro ilegitimo que no hizo nada más que seguir con su campaña acrecentando el “odio al sistema” mismo que le dio el poder que tanto buscó.

Y como el tiempo de campaña político electoral terminó en lo oficial pero en la práctica NO, es necesario ver en el presidente de la republica a quien dé por terminada la campaña a menos que lo que pretenda se eternizarse en el poder dando golpes desde donde ya no está más que para servir.

A cambiado algo? desde que con las promesas y juramentos que hizo AMLO acrecentó una esperanza vana y hasta ridícula, como asegurar que bajaría la gasolina desde su primer día de mandato, como si las cosas en México se hicieran por decreto pasándose por los huevos al congreso, al senado, a la hacienda pública y sobre todo a los dueños del dinero que se hacen llamar empresarios…

No señores, nunca he creído en los milagros y menos en los que se promocionan para ganar campañas, si hay que ser correctos hay que ser realistas, AMLO debe cumplir primero con las leyes, sean estas buenas o malas, después, presentar iniciativas para cambiar las leyes que no resultan en la práctica, y después hacerlas valer, como lo mandata la constitución que se supone que al ser la carta magna está por encima de cualquier capricho de presidente o funcionario.

Hoy AMLO es presidente de México, el país, no de los mexicanos, porque para ser presidente de los mexicanos necesita cumplir la ley, misma que poco tiene que cambiarse, lo que se debe cambiar es la actitud de quienes reciben dinero público por trabajar, nadie votó por tener reyes o virreyes, se votó por que la ley mandata el cambio de gobierno, independientemente si es de izquierda, derecha, centro, retorcidos o mesías.

Veo muy poca gente que en realidad comulga con los cambios esperanzadores, veo más bien un voto de castigo al sistema político y la clase política, que a pesar de que muchos “perdieron” continúan con sus cotos de poder desde donde mueven hilos que tal vez sean delgados, pero que han resistido el paso de varios “campeones”.

La gasolina…

Se dijo que bajaría inmediatamente de la toma de poder de AMLO, después le cambió al discurso, que a medio sexenio ya que estuvieran listas las refinerías nuevas y reparadas las que existen, pero, para ese tiempo la mayoría de fabricas automotrices ya estarán enviando a las calles los vehículos eléctricos que no requerirán tanto combustible, por lo que a menor demanda de gasolina será obvio que el precio deberá bajar, pero con el consecuente gasto de miles de millones de pesos que costaran las refinerías, hasta puede dudarse que baje tanto la gasolina como para creer que haya sido algún logro de AMLO.

Es verdaderamente necesario que la gente tenga en mente cosas reales y deje de ser un pinche borrego que sigue cadenciosamente la flauta del pastor a donde él quiera, aunque sea al matadero, cualquier persona con poder y una caja grande de dinero podría comportarse como una persona decente que no necesita robar, pero salir al micrófono y prohibirle a quien no tiene otra alternativa que ser corrupto para sobrevivir, es… una mamada, también lo es cuando prometen mucho empleo, eso sí, con salarios miserables y mucho impuesto que pagar.

La clase política debe cambiar, debe dejar de percibir tan altos salarios y tantas prestaciones, porque al final los resultados han comprobado que ellos como no son dueños del dinero y creen que por haber sido votados se merecen el cielo y las estrellas, y no señores, menos gasto público, menos impuestos, ajustarse el cinturón todos, para que los jodidos dejen de sobrevivir y tengan lo que dignamente sea producto de su trabajo, será tan difícil de entender eso?

Desde el Congreso de Jalisco

El Líder de la bancada de MORENA, Bruno Blancas Mercado asegura que fue su bancada la que promovió que no desapareciera la comisión de atención a los pueblos indígenas, misma que permanece y que será reestructurada para dar resultados favorables, es decir, MORENA trabaja para que los resultados sean notorios y no sea solo una reunión política de discusión donde no se materialicen los resultados que en el papel siempre aparecen, y en la realidad se mantiene como un mito.

Desde el Ayuntamiento Vallartense

Triste cosa es ver como las secretarias del ayuntamiento mantienen sus alegóricas fiestas diarias, donde solo están buscando quien chingados cumple años para hacer su fiestón en oficinas y pasillos, dejando el trabajo colgado para hacer sesiones de fotos que duran toda la jornada laboral, o van a trabajar o van a buscar motivo para hacer fiesta?

Mientras la luna de miel dura entre los nuevos regidores y funcionarios, el trabajo se reduce a la “sana” ocasión para festejar hasta el vuelo de la mosca… esperemos pronto se pongan en orden porque para esos festejos NO SE LES PAGA!! Quieren fiesta? fuera del trabajo!!

Hasta la próxima, manque usted, no lo quiera!!

Saludos, quejas y mentadas a: saboravallarta@hotmail.com