Encampañados

0
670

Por: Ramón García

. Muchos los burros y poco el olote

. Arturo Dávalos y su CAJA GRANDE

.- Las visitas de las brigadas de los candidatos a los puestos de elección popular están a todo lo que da, los encuentros entre los candidatos en la calle dan muestra que los “coordinadores” no están haciendo bien su trabajo ya que las agendas empatan a la misma hora y lugar los recorridos.

Es un asunto serio ya que se supone que las agendas de campaña deben entregarse con antelación al INE/IEPC no solo por asuntos de fiscalización sino también porque se debe guardar la distancia entre los brigadistas de uno y otro candidato para evitar roces, fricciones y molestias entre los ciudadanos.

En lo concerniente a las coberturas de prensa nunca se había visto tal DESMADRE, casi ninguno de los candidatos conformo a tiempo sus equipos de prensa y ahora sufren la falta de cobertura en tiempo y forma, los que logran enviar sus boletines lo hacen muy tarde, y los que no tienen siquiera boletines informativos tal parece que están esperando un milagro para que se hagan solos.

Varios de los candidatos recorren la ciudad con propuestas vagas y ambiguas, a las preguntas de los ciudadanos, los candidatos dicen lo que se les ocurre al momento y en la mas de las veces quedan más que confundidos.

Algunos de los candidatos no tienen idea de lo que están haciendo en la calle, solo atinan a saludar y tomarse la foto, las opiniones de los ciudadanos: “No están buscando ganar, solo quieren ser regidores”.

A solo 6 días de haber iniciado las campañas, los candidatos están lejos de las metas que deben alcanzar para poder hablar de aceptación, apoyo y votos, el tiempo los está consumiendo y la consolidación de sus estructuras no llega al 30%.

Billete mata carita…

En el asunto económico, las campañas se están viendo muy austeras a excepción de la campaña de Arturo Dávalos el candidato reeleccionista quien cuenta con la “caja grande” del ayuntamiento desde donde se pagan los salarios de las brigadas, y bastante material electoral en un claro desvío de recursos donde hasta el mochilas participa ya que desde hace 2 meses acordaron Arturo y Mochilas reintegrar a la nomina a los mochilistas que habian sido despedidos, esto con la razón de que las brigadas mochilistas reciban vía ayuntamiento el pago de sus quincenas por trabajar en campaña.

Queda claro que la corrupción y la impunidad sigue reinando en el ayuntamiento emecista y sin ningún empacho tienen a la comuna comprometida a pagar los desfalcos que provocan al erario.

Pocos olotes pa tanto burro

Y es que es casi inédita la cantidad de aspirantes a dirigir el “futuro” de Puerto Vallarta, es de considerar que con el formato de los independientes no existe el “suelo parejo” ni en cuestión de prerrogativas y mucho menos en el reglamento de campaña que se aplica para partidos e independientes.

Son 11 candidatos, poco tiempo, poco dinero, pocas propuestas y un Vallarta que pierde con la inseguridad, corrupción, impunidad y con gobiernos simuladores de la “transformación, del cambio y del cambiar la historia”, falta voluntad política, personas capaces y eficientes en el servicio público, aplicación real de la justicia y fuertes sanciones para servidores públicos que cometan actos en contra de la ciudadanía y administración pública.

Hasta la próxima, manque usted… no lo quiera!!

Saludos, quejas y mentadas a: saboravallarta@hotmail.com