OJO POLÍTICO

0
343

Por: Ramón Frías Frías

• A dos semanas

.- Quedan poco más de dos semanas libres para comenzar oficialmente con las campañas políticas en el ámbito federal, con la particularidad de que murió el sufragio efectivo, no reelección, mediante los inventos de los diputados.

En el distrito 05 busca la reelección Arturo el Cepi, porque de verdad que él y los demás alcaldes de su partido, se creyeron aquello de que ganaron la “ratificación”, sin tomar en cuenta que fue una faramalla en la cual desperdiciaron impunemente el dinero de los contribuyentes.

Por tratarse de elecciones locales, cada congreso estatal impone las reglas a seguir para que los presidentes municipales busquen la reelección. En el caso de Jalisco, en determinado tiempo deben dejar el cargo para buscar ser nuevamente elegidos.
Poca el agua bendita para tanto diablo, porque tendrán elecciones de alcaldes en Baja California Sur, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Estado de México, Michoacán, Querétaro, Nuevo León, Sinaloa, Tabasco y Tamaulipas en una suma de 162 los que quieren repetir en el cargo, sumados a otros pocos en Jalisco.

Son las OPLEs las encargadas de imponer las condiciones mediante las cuales, los presidentes municipales van a contender para repetir en el puesto, lo cual ya de entrada les da una ventaja sobre su competencia, porque si bien algunos se cuidan de no utilizar recursos públicos en su campaña, ya lo hicieron en su encargo a través de sus áreas de comunicación. Desde luego, con dinero de los contribuyentes.

En Coahuila por ejemplo, no es requisito dejar el cargo y la única condicionante es que hagan su campaña en horarios y días no hábiles. De ocho de la mañana a las cuatro de la tarde conforme a su lineamiento municipal, en el caso de Torreón y Saltillo.

Algo parecido sucede en Chihuahua, la de Corral, donde los tres presidentes municipales van por la reelección con una hora más en relación con Torreón y Saltillo. En Chihuahua el changarro se cierra a las tres de la tarde.

En Chiapas dejan a criterio de los propios suspirantes si piden licencia para dejar el cargo, apelando a la ética, algo demasiado lejano si se trata de políticos, al igual que en Nuevo León, donde solamente se les recomienda manejar con responsabilidad los recursos públicos.

En el Estado de México son 44 los presidentes municipales que buscan reelegirse. El PRD les puso como condicionante para el registro como candidatos, que dejen el cargo; los del PAN se los dejan a su criterio y los del PRI todavía deshojan la margarita.

Para Jalisco, Tamaulipas, Sinaloa, Querétaro y Michoacán los alcaldes deben separarse de su cargo antes del 1 de abril, es decir, 90 días antes de la elección, si es que buscan reelegirse.

En Michoacán son 21 los alcaldes que quieren reelegirse: 10 del PRD, siete del PRI, tres del PAN y el independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, quien se niega a dejar el cargo el 1 de abril y propone seguir despachando hasta el día en que arranque la campaña, es decir, el 14 de mayo, situación que ha sido criticada por los partidos.

Martínez Alcázar promovió una impugnación constitucional ante la Sala Regional de Toluca del Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que se le permita separarse 45 días antes de la elección.

En Tabasco, un alcalde ya se separó del cargo y tres esperan que la autoridad electoral decida al respecto, en tanto en Guanajuato, los alcaldes que busquen reelegirse están obligados a solicitar licencia un día antes del inicio de las campañas electorales, esto es, el 29 de abril. La campaña termina el 27 de junio.

Todo se basa en la reforma política del 2014, donde quedó establecido que los ciudadanos podrán reelegir a presidentes municipales, regidores, síndicos, diputados locales, federales y senadores.

Las reglas para la reelección fueron determinadas por los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) en cada estado y es por ello, que en cada entidad es diferente el criterio para la renuncia o no de un alcalde, la posibilidad de hacer proselitismo.

Reelección

En Jalisco, Tamaulipas, Sinaloa, Querétaro y Michoacán, deben dejar el cargo el 31 de marzo, pero se dan casos como el de Michoacán, donde un alcalde independiente impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la regla de que debe renunciar; pues quiere extender su mandato al máximo.

Para la presidencial quienes más trabajo tienen son los abogados, quienes lograron que por “vulnerar la equidad” de la contienda electoral se deberán bajar de redes sociales videos y comunicados donde aparezca Ricardo Anaya, el candidato presidencial panista.

El martes la Comisión de Quejas y Denuncias del INE le concedió medidas cautelares y ordenó suspender la difusión de un spot del PRI en el que se acusa al panista de extorsionador, mentiroso, lavador de dinero y de vivir como millonario con un sueldo de servidor público.

Desde luego antes de que bajen el spot, ya fue visto por millones de personas, lo cual deja por los suelos la de por sí lastimada reputación del imberbe queretano, quien sigue acusando al PRI de librar una guerra sucia, como si hubiese guerras limpias.

Sin embargo y como sucedió durante su solicitud de registro, queda demostrado que los panistas no lo quieren, porque solamente ondearon las banderas amarillas y naranjas, porque los panistas no lo han perdonado.

Pero se lo ganó, dicen sus detractores, porque se fue cual basilisco contra el PRI sin tomar en cuenta el voto útil, toda vez que los grandes cambios han sido realizados por el PRI-AN, porque Morena, PRD y el partidillo, no han abonado nada para la realización de los cambios.

Anaya se le fue a la yugular a la Zavala y de paso le dio duros rozones a Felipe Calderón, lo cual ha sido reprobado por personajes importantes al interior del panismo y en la capital ya se habla de voto cruzado para apoyar a Meade para la Presidencia y a la Barrales para la jefatura de Gobierno, a fin de frenar a la candidata morenista.

A Mancera lo hicieron a un lado con la zanahoria representada por un escaño en el Senado, pero éste les condiciona a la firma de un convenio para conformar un gobierno de coalición en la Ciudad de México. Si ganan.

Como ya traen atarantado al candidato panista, los del PRI se engolosinaron y el puntero solamente se ríe de ellos, porque en todas las encuestas, es el Peje quien muestra los mejores números, en tanto los panistas y tricolores siguen en su pelea.
A diferencia de lo ocurrido en 2006, cuando los del PRI optaron por el voto útil y le dieron el triunfo a Calderón, ahora los panistas que no quieren al Peje, piensan en otro voto útil. Este en contra de Anaya.

Nos leemos mañana.