Puerto Vallarta sin seguridad pública

0
931

Por: Ramón García

. Escondiendo los hechos delictivos no se resuelve la inseguridad

.- En Puerto Vallarta como en cualquier punto del país la seguridad pública no debería ser catalogada ni de buena ni de mala, la seguridad simple y sencillamente debe ser, permanecer sin cuantificarla o calificarla.

La seguridad pública debe ser factor de tranquilidad social, de desarrollo económico pero más que nada de orden, y cuando esa seguridad no funciona, el efecto en la sociedad puede ser desastroso.

No es solo una facultad si no una obligación del municipio y el estado el responder por las garantías de seguridad al pueblo, es decir, si el estado y el municipio NO pueden brindar seguridad al ciudadano entonces están faltando a su responsabilidad, están robando dinero al pueblo porque cobran sin trabajar o en el mejor de los casos cobran por simular.

El grave problema de Puerto Vallarta es tener una policía preventiva (municipal) reaccionaria, pero además coaligada a grupos delictivos quienes les ordenan donde meterse y donde no.

Se las pongo mas fácil; un partido político (MC) que desde que llego al gobierno municipal se vio obligado a poner al director de seguridad pública que a los “mañosos” se les dio la gana, que el jefe de escoltas del “Mochilas” ocasionara un escándalo descomunal armando una balacera en Villas Rio y que el estado con sus fiscalías y el ejército no actuaran contra el “Mochilas” no es cosa menor, habla de un estado putrefacto que no puede garantizar seguridad pública ni a su chingada madre.

Los “mañosos” le ordenaron al gobierno municipal NO REPARAR las cámaras de vigilancia instaladas y que algunas ocasiones sirvieron para detectar hechos delictivos; y que costaron muchos millones de pesos, así no quedarían grabadas escenas que pondrían en entredicho los hermosos boletines maquillados que envían a la prensa chayotera.

En tiempos electorales las células delincuenciales hacen de las suyas para poner en “jaque” al gobierno municipal y estatal, así pretenden negociar la plaza… es como un secreto a voces, mucha gente lo sabe, pero callada se ve más bonita, no quieren broncas dicen, aquí el problema es que cada día se ven más descaradas las acciones de estos grupos que quieren a Vallarta sumergida en la oscuridad delincuencial.

Desde el día de los asaltos a las joyerías transito municipal puso a la colonia 5 de diciembre en un grave problema vial al poner los semáforos intermitentes, no hay alto, no hay verde, solo rojo y amarillo, permitiendo el anarquismo vial, un descontrol propio de una orden de delincuentes para transitar como se les da la gana sin que exista quien los pare.

Arturo Dávalos sigue “gobernando” como ventrílocuo con su muñeco, al tiempo que prepara su campaña reeleccionista, habrá que preguntarle cuando se le vea en la calle pidiendo el voto, para que lo quiere? para seguir negociando con el hampa como asaltar a Puerto Vallarta? de verdad cree que su gobierno ha sido tan bueno como para darle más oportunidad?

Se va el huevón

Este domingo 4 de marzo el director de “seguridad pública” Jorge Antonio Hernández Valencia está presentando su renuncia al puesto, alegando su retiro para atender asuntos personales nos queda claro que lo tenía que remover Arturo Dávalos porque alguien debe “caer” para quedar bien, solo eso y nada más.

Esas alegorías de que Puerto Vallarta se encontraba entre las ciudades más seguras del país, fueron sondeos simulados para que la percepción de la sociedad crea en un trabajo malhecho del gobierno, el costo es muy alto y el resultado pobre; no basta con esconder los hechos delictivos y apostando a hacer valida una frase:”Ojos que no ven, corazón que no siente”.

Mientras tanto en las calles de Puerto Vallarta una inseguridad galopante es lo que reina en el ambiente, hay quienes aseguran en las colonias más conflictivas que para esta temporada de elecciones habrá fuertes movimientos delincuenciales, y al parecer los últimos en darse cuenta son los políticos que buscan el hueso, o por lo menos hacen como que no saben nada.

Dios nos coja confesados!!

Hasta la próxima, manque usted… no lo quiera!!

Saludos, quejas y mentadas a: saboravallarta@hotmail.com