OJO POLÍTICO

0
212

Por: Ramón Frías Frías

• Chapulines al escaño

.- Como es costumbre y tal como anticipamos en este espacio, la desbandada en el gabinete federal da paso a las sedes de los partidos políticos para anotarse en las listas de suspirantes a un escaño en el Senado.

Ahí se encuentran enlistados tanto funcionarios federales como estatales, dirigentes partidarios, líderes sindicales y de sector, diputados federales y locales, ex gobernadores, juniors, ex dirigentes y ex funcionarios, sin faltar empresarios y artistas.

Ya presentaron su renuncia al cargo que ocupaban y vacacionan en espera de que sea emitida la convocatoriao por el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pero la larga fila demuestra una vez más que son muchos diablos para poco agua bendita.

Previo a la renuncia de Miguel Osorio Chong a la Secretaría de Gobernación, hicimos un recuento del “legado” que deja el ex gobernador hidalguense, pero también se encuentra en la lista de posibles el hijo de Miguel de la Madrid, quien ocupa la silla principal de la Sectur.

La renuncia de Osorio Chong se dio de forma concurrente con la de Luis Miranda, titular de la Sedesol y está a punto de hacer lo propio el secretario de Agricultura José Calzada Rovirosa, así como el secretario de Economía Ildefonso Guajardo.

Completa el pelotón de 32 plurinominales para el Senado, el secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza; el director del ISSSTE José Reyes Baeza y muchos dan por seguro que se integre a la lista de palomeados para un escaño, el secretario de Salud, José Narro Robles.

Si bien los anteriores son casi seguros, también con posibilidades, ven los decidores de la ciudad capital, a Héctor Pablo Ramírez Puga, quien despacha en Liconsa; el ex gobernador de Zacatecas y director de Fonatur, Miguel Alonso Reyes, así como el director del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa, Héctor Gutiérrez de la Garza.

Conforme a la tradición, hay quien anota en la lista del Senado al dirigente nacional tricolor Enrique Ochoa, además de la secretaria general del CEN Claudia Ruiz Massieu, además del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

Agregan en la lista a Rubén Moreira, Carolina Viggiano, Yulma Rocha y Mercedes del Carmen Guillén Vicente, así como Rubén Escajeda, presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, y la dirigente del Movimiento Territorial, Lorena Martínez.

Entre los actuales diputados federales se encuentran César Camacho Quiroz, Sylvana Beltrones, Jorge Carlos Ramírez Marín, Esthela Ponce, Marco Antonio García Ayala, Carlos Iriarte, Georgina Zapata, Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela, Mariana Benítez, Jorge Estefan Chidiac, Raymundo King, José Luis Toledo, Baltazar Hinojosa, Oswaldo Cházaro y Claudia Anaya.

De los dirigentes estatales buscarían un escaño: Gabriela Cisneros, Verónica Martínez, Ernesto Nemer, Francisco Olvera y Víctor Silva Tejeda. Se suman otros priistas como José Ramón Martel, asesor político de Meade, Beatriz Pagés, Pablo Gamboa Miner, Manuel Añorve, José Manzur, Carlos Jiménez Macías, Manuel Andrade, Beatriz Paredes y Enrique Jackson.

Además, entre los aspirantes están el exgobernador de Durango, Jorge Herrera, y el excandidato a la gubernatura del mismo estado, Esteban Villegas; mientras que en Aguascalientes se menciona a José Carlos Lozano, hijo del ex mandatario, Carlos Lozano de la Torre.

La lista de nombres se desprende de los movimientos y cartas de renuncia de funcionarios federales y estatales. El oaxaqueño Eviel Pérez Magaña ya despacha en la Sedesol en lugar de Luis Enrique Miranda; Roberto Campa ya despacha en la Secretaría del Trabajo en lugar de Navarrete Prida, quien ocupa la silla que dejó vacante Miguel Osorio Chong.

En este río revuelto y ante el casi nulo interés despertado por los precandidatos, los mercadólogos inventan y fabrican escándalos para mantener la atención y para que los políticos se cuelguen de la atención que despiertan la renuncia de Javier Lozano y las denuncias de Javier Corral.

Por otra parte las coaliciones, demuestran que a los políticos solamente los mueven los intereses personales, tal como sucedió con los panistas, perredistas y del MC, así ocurre con las alianzas del PRI, conforme a las declaraciones de Luis Castro, presidente nacional del Panal, quien declaró que de nueve entidades donde habrá cambio de gobernador, solamente se aliarán con el PRI y Verde en Morelos.

“A nuestro partido, las alianzas electorales no le aportan gran cosa, en cambio somos nosotros los que, por los positivos con los que cuenta Nueva Alianza, que es el partido en que, de acuerdo con las encuestas somos en el que más confía la gente, sí le vamos a aportar mucho”, aseguró.

Mencionó que en algunas entidades como Jalisco, Guanajuato, Yucatán, Veracruz y la Ciudad de México van a competir con candidatos propios y solo falta por definir Puebla, Tabasco y Chiapas.

Mientras tanto los presuntos independientes se acercan a la fecha fatal para la consecución de firmas de apoyo y todavía puntean el ex Bronco y Margarita Zavala, quienes cuentan con cinco entidades de dispersión geográfica y llegaron al umbral requerido de firmas.

En la tercera posición se encuentra el ex perredista Armando Ríos Piter, quien según las cifras del INE presenta casi 90 por ciento de avance en las firmas entregadas, pero lleva apenas el 46 por ciento de validadas por la lista nominal.

En el camino para buscar un escaño en el Senado de la República, siete aspirantes superaron el 100 por ciento de los apoyos requeridos en sus respectivas entidades, entre los que se incluyen Manuel Clouthier y Pedro Kumamoto. Estos dos ya tienen validadas más del cien por ciento de las firmas, por lo cual aseguran su aparición en la boleta por un escaño de su entidad.

Por lo que respecta a las diputaciones, vencido el plazo el 21 de diciembre pasado, son 30 con posibilidad de obtener el registro, en su mayoría de la Ciudad de México con 11 y de Nuevo León, 10, mientras que de entidades como Chiapas, Chihuahua y Guerrero provienen dos de cada una, y de Michoacán, Morelos y Veracruz, una por cada una.

La autoridad electoral realiza el proceso de validación de las firmas recolectadas por los sin partido y, en la revisión preliminar realizada, ha identificado que en la mayoría de los casos se encuentran en la lista nominal de electores, además de que también revisa la repetición de las firmas, pues en caso de que un ciudadano haya apoyado a más de un aspirante, sólo será válida la primera firma.

Pese a los avances de los independientes, el Instituto Nacional Electoral insiste que si cumplen con las firmas necesarias y el requisito de la dispersión, pero no se apegan a los criterios de fiscalización, no obtendrán su registro como candidatos.

Nos leemos mañana.