OJO POLÍTICO

0
277

Por: Ramón Frías Frías

• Al candelero

.- Fuera del chiquillo wirrarika del exitoso spot del partidillo, los demás de plano nomás no levantan y la modosa voz del payasito hoy ex líder nacional del PAN provoca más sueño que entusiasmo; las pendejadas del Peje son las mismas y las precampañas ya son receta de los psiquiatras para conciliar el sueño.

A los futuros ocupantes de curules y escaños en el Congreso, les importa una chingada si gana la presidencial el Peje, el imberbe o el aburrido se escribe Meade pero se dice Mid, y por eso los estrategas de la mercadotecnia, tan mediocres como sus candidatos, tuvieron que buscar un tema para que se hable el imberbe.

La vocecita de pito de calabaza con la exigencia de sacar al PRI corrupto y el cambio de régimen, levanta menos entusiasmo que los festejos de la maestra porque le dieron chance de recluirse en su humilde choza de Polanco.

Ricardo Anaya por ahora se encuentra totalmente apagado, le quitaron la luz y sus spots tampoco se los creen cuando dicen que siempre está al pendiente de su familia, porque oficialmente no se sabe si todavía su esposa y vástagos se encuentran en México o todavía en Atlanta, en cuyo caso la consorte debe anotarse en la lista nominal como los demás residentes en otros países, si quiere darle el voto a su marido.

Tan desinflado está Anaya, que debieron inventar un pleito con el gobierno federal y para ello mandaron al candelero a Javier Corral, quien citó a rueda de prensa para acusar a Lolita de compló contra su Estado, pero con una porra numerosa, con notables de su partido.

Dueños de buenos principios por su plataforma, los panistas tienen malos acabados, porque Corral tal vez haya sido visto como un legislador combativo, pero como gobernante, los bravos chihuahuenses se avergüenzan de tal mandatario, de quien dicen está peor que el ex Bronco.

Corral argumenta que le negaron recursos al gobierno de Chihuahua, porque pidió orden de aprehensión contra el ex gobernador Duarte, el sinvergüenza norteño, no el de Veracruz, porque ese Duarte ya se encuentra en el lugar adecuado, pero luego la Secretaría de Hacienda le demostró que su versión es falsa.

Los funcionarios del Tesoro demostraron con documentos, que en el año que recién terminó, le depositaron 23 mil 387 millones de pesos de participaciones federales, además de mil 106 millones de excedentes.

El gobernador chihuahueño asegura que su entidad se encuentra en crisis, pero solamente de participaciones por la vía del Ramo 33 le depositaron 19 mil 699 millones de pesos, por lo cual no se explica la crisis, a menos que los dineros sean desviados para fines políticos, aunque los panistas digan ser tan limpios.

Afirman algunos analistas que no se trata de dinero, sino de ocultar la información que subieron los medios el fin de semana, referente a los 31 homicidios ocurridos en esa entidad, en franca competencia con Jalisco, Estado de México, Guerrero y Ciudad de México en cuanto a violencia.

Explican que Corral hizo lo que Alfaro, quien en Guadalajara desmanteló una policía que funcionaba y montó otra para que la echara a perder Salvador Caro. Corral destruyó el sistema de mandos profesionales y nombró a sus cuates en las comandancias y mandos. En solamente siete horas, 31 homicidios.

Pero igual a lo ocurrido en Guadalajara, Corral dice que se trata de “percepción” y que el incremento de los hechos delictuosos, son porque los priístas orquestaron “una campaña mediática en su contra”.

Como sucedió en Guadalajara en los dos años de Enrique Alfaro, en Chihuahua con Corral el incremento en homicidios dolosos fue de 49 por ciento. Y eso que apenas lleva un año y dos meses de administración estatal.

El injustificado pleito con Hacienda y el Gobierno Federal, es también un distractor por el asunto del feminicidio, perpetrado de forma impune por su equipo de panistas y se puso de todos los colores cuando los alcoholegas lo cuestionaron acerca de sus protegidos panistas en el caso de la periodista asesinada. Los alcoholegas de la norteña entidad, les llaman testigos protegidos del gobernador.

Dijo a los alcoholegas que dichos panistas son de “identidad protegida” y que la corresponsal de la Jornada asesinada recientemente, la Procuraduría no los detiene porque tienen la inmunidad de ser panistas y cuates del gobernador.

Otro tema que le dieron a los alcoholegas para darle algo de vitrina al imberbe y desinflado Anaya, fue la renuncia de Javier Lozano Alarcón, quien dijo tener motivos suficientes para dejar el blanquiazul, porque éste tiene ante sí la imposición de un joven dictador, quien con recursos y estructura del PAN se apropió de la candidatura presidencial.

“Estamos ante la imposición de un joven dictador, que imitando las peores prácticas que tanto criticamos en otros partidos, se replican en el PAN con absoluta candidez e impunidad. Desde de la dirigencia nacional se impuso una lógica de exterminio y exclusión.

Echó a la independencia a la mejor posicionada de nuestros militantes y abuso de todos los recursos del partido, incluidos los spots institucionales, con fines estrictamente personales”.

Hasta la presente entrega, no había posicionamiento del virtual candidato del frentito, quien deberá responder a las declaraciones de Lozano, quien asegura que deja el albicelestial porque perdió el rumbo, la mística, proyecto, convicción, congruencia y liderazgo para enfrentar los retos, tanto internos como externos.

En el video difundido en youtube, el político deja claro que se va del partido, pero no de la política ni de la administración pública, porque vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, para luego asegurar que la hipocresía de Anaya es tal, que hoy critica decisiones de política pública, de la que los panistas fueron artífices.

El PAN de hoy –dice en otra parte del video-, no es ni la pálida sombre del que sumaba y enamoraba hace apenas unos cuantos años.

“Dejamos de ser distintos y distinguibles para confundirnos con otros vulgares políticos. A los mochos les dio por los moches. Y ninguna investigación llegó a fondo porque salpicaba a todo mundo. Penosamente vemos como se diluye y elimina la plataforma panista en aras de un maltrecho Frente opositor”.

Javier Lozano acusa a Ricardo Anaya de abusar también de su poder frente a las dirigencias estatales y municipales condicionándoles presupuesto y hasta su permanencia, ofreció candidaturas y al mismo tiempo, amagó con expulsiones para aquellos que no estuviesen ciegamente con él. Cuando la perra es brava.

Nos leemos mañana.