México “condena” lanzamiento de misil norcoreano

0
245

.- El Gobierno de México “condena enérgica y categóricamente” el nuevo lanzamiento de un misil balístico por parte de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), el cual sobrevoló territorio de Japón, informó hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Este tipo de acciones por parte de Corea del Norte, en conjunto con el ensayo nuclear del pasado 3 de septiembre, no solo representan un desafío que pone en riesgo la paz y seguridad internacional, sino también obstaculizan los esfuerzos multilaterales por propiciar un ambiente de estabilidad y cooperación en la Península Coreana y el noreste de Asia”, apuntó.

En un boletín, la SRE indicó que “México reitera la obligación que Corea del Norte tiene, como Estado miembro de las Naciones Unidas, de acatar plenamente el derecho internacional y las múltiples resoluciones que el Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado desde 2006 en la materia”.

“Estas resoluciones exigen a Corea del Norte la suspensión de los lanzamientos con tecnología de misiles balísticos, de su programa nuclear militar y cualquier otro acto de provocación”, señaló.

Recordó que México ha sido consistente en la aplicación de las sanciones dictadas contra Corea del Norte por el Consejo de Seguridad, y ha tomado diversas medidas adicionales a nivel bilateral.

Entre esas medidas citó el no acreditar un embajador mexicano en ese país, reducir el personal de la embajada norcoreana en México y, más recientemente, expulsar al embajador de ese país.

Finalmente, la SRE reiteró “su solidaridad con los pueblos y los Gobiernos de Japón y de la República de Corea (Corea del Sur) ante las acciones desarrolladas por Corea del Norte, las cuales de ninguna forma pueden ser aceptables”.

Este jueves por la tarde, el embajador norcoreano Kim Hyong Gil partió a La Habana desde el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, cuatro días después de que venciera el plazo de 72 horas que le dio el Gobierno mexicano el 7 de septiembre para salir del país.

Su salida se pospuso debido al impacto del huracán Irma en Cuba, que afectó las operaciones del Aeropuerto Internacional de La Habana.